Ronroneamos y ronroneamos

PitaPata Cat tickers

domingo, 30 de diciembre de 2012

Los gatos y la pirotecnia

 Los gatos, según los investigadores, son tal vez los que más sufren las consecuencias de la pirotecnia. 



 Esta les producen un estrés muy fuerte que los afecta muy profundamente en su faz psicológica durante un tiempo muy prolongado. 

Hay cambios de hábitos, de conductas, en su alimentación, cosas que en los perros no sucede. 

Pareciera que el centro neurológico de los gatos es más sensible para este tipo de experiencias. 


Si bien a un perrito lo podemos distraer durante el bombardeo de la pirotécnia con un hueso o cualquier juguete, no podemos hacer esto con un gato  y eso es por su independencia natural, por su idiosincrasia felina.

Tratemos que esté dentro de nuestra casa unas cuantas horas antes de que comience el estallido.


Mantener todas las salidas al exterior bien cerradas ya que en un ataque de pánico puede salir disparado y no lo encontraremos más.

Dejarlos que ellos mismos encuentren el lugar donde esconderse y mantengámonos tranquilos no interactuando con ellos ya que estarán muy nerviosos.


No medicarlos con tranquilizantes, a no ser que sean dados por un profesional.

1 comentario:

  1. Amiga Feliz Año, aquí ya empezaron con los explosivos,que costumbre tan nefasta.

    ResponderEliminar